!-- Global site tag (gtag.js) - Google Ads: 744377913 -->
X
  • No hay productos en la lista
Seleccionar página

Llámenos al 91 776 25 70

Blog Singladura

“El confinamiento puso sobre la mesa nuevas formas de hablar y escuchar con los alumnos”

Hoy las aulas vuelven a estar llenas de alumnos, en horarios lectivos “clásicos”, aunque con ciertas características que nos recuerdan que seguimos en alerta: distancia social, mascarilla, evitar tocar objetos que no sean de nuestra propiedad. Intentamos reconducir la educación hacia un entorno que esperamos lo antes posible sea “normal”. Mientras tanto, recordamos cómo fue la educación en niveles de Infantil, Primaria y Secundaria hace justo un año, en confinamiento. ¿Estuvimos ciertamente preparados? ¿Fue la educación online un punto de inflexión para valorar la experiencia en un futuro, insistimos, de normalidad absoluta? Estas y otras cuestiones las hemos debatido con el grupo de Colegios El Valle y nos ha atendido D. Luis Miguel Rodríguez Zarza, Director General de los Colegios “El Valle”  
A punto de cumplirse 1 año del confinamiento, de nuevo planea sobre nuestras cabezas una vuelta a casa obligada para todos los ciudadanos. ¿Cuáles son las características básicas (requisitos) de una educación online eficaz y eficiente para los ciclos de Educación Primaria y Secundaria?
Lo primero es tener la tecnología y los programas que lo hagan posible;  en segundo lugar dar una formación al profesorado para el uso de esta tecnología y dichos programas. Y tercero ya veníamos trabajando estas herramientas sin vernos forzados por ninguna circunstancia. La práctica de la enseñanza on line durante el confinamiento ha sido esencial para la mejora de los procedimientos aunque siempre es más deseable la enseñanza presencial con uso de tecnología.
¿Estima que el reciclaje de los docentes (para Ed. Infantil, Primaria y Secundaria) debería fortalecerse para saber enseñar ante futuros posibles confinamientos y otras dificultades que impidan hacerlo de manera presencial?
Es absolutamente imprescindible porque la educación formal de los docentes no preveía una situación como esta. Y los propios docentes y, como es nuestro caso, la empresa titular tiene que fomentar ese reciclaje que presupone una actitud abierta y dinámica en el profesorado en cualquier circunstancia.  
Además de los componentes meramente pedagógicos, el emocional y psicológico -de los niños- juega un papel crucial en este sentido. ¿Cómo poder conocer a distancia si el niño está asimilando correctamente los contenidos curriculares?
La enseñanza on line presupone un conocimiento previo de la realidad que están viviendo los alumnos. Los contenidos curriculares han de adaptarse también a esta situación mediante síntesis y reducción de lo imprescindible de los mismos; y presupone –además- una adaptación de las programaciones docentes. Por otro lado, la tecnología nos habilita instrumentos para, incluso en el confinamiento, conocer la adquisición del conocimiento sin perder de vista que un alumno no responde de igual modo que presencialmente. No tenemos que olvidar que la enseñanza on line que hemos tenido iba acompañada de un confinamiento en el que ninguno teníamos experiencia y hay que ser conscientes que, la única relación que tuvieron estos niños con su entorno, ha sido a través del colegio, quedando el curriculum relegado a un mero segundo plano. La tecnología abrió la ventana a una nueva realidad donde podían interactuar con compañeros, profesores, tener rutinas de trabajo y generar habilidades completamente nuevas que han sido tan importantes como la adquisición del propio curriculum.
Ante la adversidad, quizás (también) sea posible extraer enseñanzas positivas para aplicar en otros momentos. ¿Qué aprendieron los docentes – ante el primer confinamiento- respecto de sus alumnos (y que desconocían de ellos)?
Intervenir en un entorno de intimidad inédito para ellos y para sus profesores. Entrar en los hogares de alumnos y profesores a la vez que sus familias también estaban presentes, e incluso interactuaban. El profesor ha tenido que aprender a motivar a los alumnos en ese entorno, ha tenido que crear un nuevo modo de comunicación basado en la mutua confianza con el alumno, nuevas maneras de hablar y de escuchar, enseñando a los alumnos a expresarse y a participar en un entorno  que solo estaban acostumbrados a usar de manera informal (redes sociales, ocio, etc.)
Siempre en la mayoría de las entrevistas, a propósito de educación y pandemia, se pone el foco en los alumnos y raramente en los docentes. ¿Cuáles fueron las principales quejas/solicitudes/exigencias que hicieron los profesores y que, probablemente (a nivel general) no fueron escuchadas y deberían haberlo sido?
Siempre la solicitud ha sido de orientación ante la novedad a los Equipos Directivos, Departamento de Orientación sobre qué hacer y cómo hacerlo; sobre todo en temas de programación, evaluación y acción tutorial con las familias que les demandaban tener certezas y tranquilidad para manejarse en esta situación inédita. El apoyo moral también está siendo importante para todos.
El pasado curso se observó cómo las calificaciones de los alumnos  (sin rozar aprobados generales) se levantó la mano debido a la dureza del momento vivido y de las dificultades que tuvieron que ser soportadas. ¿De qué manera eficaz podría haberse evaluado a los alumnos?
Dado que ya utilizábamos la tecnología para las actividades docentes y, entre ellas, la evaluación hemos podido evaluar con eficacia entendiendo por eficacia la evaluación objetiva en unas circunstancias dadas y una programación modificada. Todo esto nos ha hecho pensar en modalidades más amplias de evaluación a partir de diversas fuentes de información y de manera más dinámica y constante (cuestionarios on line, trabajos, vídeos, exposiciones a cámara, edición de vídeo…)
Teniendo en cuenta que – cada vez con mayor asiduidad- numerosos centros de estudios superiores  su oferta reside en el mundo online, ¿sería positivo -o no- ofrecer parte del temario y clases de Bachillerato en versión online de modo cooperativo? (Esto es: que algunas asignaturas fueran online y que los alumnos de un colegio pudieran disfrutar de clases online desde otros centros y trabajarlo de manera cooperativa, como así trabajarán en un futuro inmediato los niños cuando se incorporen al mercado laboral).
No consideramos esta posibilidad porque en la educación no universitaria es fundamental la interacción social entre iguales, con los profesores, etc. Son muchos los periodos de tiempo que ya están ante una pantalla de ordenador. Además, esto choca con las nuevas metodologías activas en las que los alumnos deben ser protagonistas junto a sus compañeros y aprender habilidades y técnicas de trabajo donde son necesarias la presencia de un profesor guía y la colaboración y calidez de compañeros. Lo que es enseñanza on line tiende a la individualización del alumno mientras que la enseñanza presencial fomenta en el alumno la socialización en unas edades en que todavía hay que aprender a compartir, a empatizar, a asumir roles en una sociedad… Puntualmente se pueden hacer clases de refuerzo, o tutorías individuales y podría ser una modalidad de Bachillerato a distancia.
De igual modo ¿crees que podría llegar a ofrecerse desde los centros escolares privados y/o concertados educación secundaria online? En tal caso, hay centros educativos que lo ven como una clara opción para llegar a más alumnos ofreciendo una enseñanza en línea con muchos parámetros propios del siglo XXI (teletrabajo).
Todo es posible pero creemos que la infancia y la adolescencia hacen que los argumentos anteriormente mencionados para el bachillerato se multipliquen y cobren todavía más peso en esta etapa educativa de la secundaría. ¿De qué manera la familia puede encajar que desde los 12 hasta los 16 años sus hijos tengan anulada la educación social y la interacción profesor-alumno? ¿De qué manera favorece la autonomía del alumno si está permanentemente trabajando en un entorno familiar sin tener que enfrentarse para su maduración a otro entorno más complejo? Esto no quita que sea positivo para circunstancias puntuales como un refuerzo educativo, aulas hospitalarias, etc.
¿Están los contenidos curriculares pensados para una formación online en ciclos de educación infantil, primaria y secundaria? ¿Cómo deberían ser éstos para ser exitosos tanto en enseñanza presencial como online?
El curriculum debe ser básico, esencial para toda la población, que atienda tanto las habilidades individuales y sociales como a los conocimientos atendiendo de igual manera, poniendo el acento tanto en las enseñanzas tradicionales tanto como en las nuevas enseñanzas tecnológicas de futuro. El curriculum no debe someterse a la rigidez de una única forma de enseñanza aprendizaje como es la enseñanza on line. El curiculum no tiene que atender solo a los conocimientos sino también a las competencias, destrezas y habilidades de los alumnos. Por otra parte la transversalidad de los conocimientos así como la Educación en Valores debe estar presente en esos contenidos curriculares para que la formación sea completa.
Singladura es una empresa consolidada con más de 27 años de experiencia en el sector del equipamiento escolar. Distribuimos, diseñamos e importamos una amplia gama de productos: sillas infantiles, armarios archivadores, muebles organizadores, pizarras blancas, armarios metálicos, taquillas, muebles archivadores, librería escolar, sillas de metal o mesas infantiles de madera, pero también muebles de oficina, armarios de oficina, archivadores de oficina o mesas abatibles, mesas plegables, mesa plegable infantil, mesas cuadradas y muchos más.

    CONTACTA CON NOSOTROS